Nueva York es una ciudad apasionante, llena de estímulos para los turistas que buscan nuevas emociones en su vida y que disfrutan ir a lugares no tan comunes o pocos explorados. Por lo tanto, si eres uno de esos visitantes que buscas algo diferente a los destinos comunes en la Gran Manzana o si de los que ya has visitado la ciudad en varias ocasiones y quieres ir a otros lugares que no sean Times Square, Central Park, el MoMa o La Estatua de la Libertad, échale un vistazo a esta guía que te propone un City Tour en Nueva York diferente a todos los demás.

¡Comencemos!

Visitar al General Grant

Aunque te puede sonar un poco extraño ir a visitar la tumba de un general, créenos, este es un buen plan para hacer en Nueva York ¿Por qué? La razón es porque el mausoleo que aloja el cuerpo del General Ulysses Grant es impactante, es una obra arquitectónica fantástica y es uno de los panteones más grandes del continente americano.

Mausoleo del General Ulises Grant – Foto tomada de www.guiadenuevayork.com

En un principio el diseño de este edifico estaba inspirado en el Mausoleo de Halicarnaso, pero al no haber documentos o imágenes confiables de Halicarnaso, John Duncan el arquitecto que construyó el monumento, decidió tomar referentes de distintos edificios del mundo, entre ellos el Palacio Nacional de los Inválidos lugar en donde está enterrado Napoleón Bonaparte, y así le dio un toque único al Mausoleo del General Grant.

La tumba está ubicada en Manhattan, en Riverside Drive y la 122nd St. Ulysses Grant es uno de los principales protagonistas de la Guerra de Secesión y junto al presidente Abraham Lincoln lideró el Ejército de la Unión.

Te puede interesar: Los mejores parques de Washington

Bancas de Riverside Drive

Justo en el mismo lugar en donde está el Mausoleo del Gral. Grant quedan las artísticas bancas de Riverside Drive, una obra que es eco del parque Güell de Barcelona. El artista Pablo Silva tras una visita a Barcelona obtuvo la inspiración de restaurar las bancas del parque con mosaicos coloridos, dándole una nueva fachada al lugar y llenando nuevamente de vida Riverside Drive.

Riverside Drive

El detalle de la obra de Pablo Silva es impresionante, sinceramente te transporta a Barcelona, tanto así que el impacto que logró en Nueva York fue tan grande que durante un tiempo cientos de personas acudieron al parque para ver las bancas de cerca y desde luego sentarse en ellas.

A pesar del éxito, al transcurrir los años la obra fue perdiendo vigencia, los neoyorquinos la olvidaron de a poco y ahora esta obra de arte es uno de los tesoros escondidos de la Gran Manzana. Sin embargo, las bancas aún guardan su esencia, así que ir a conocerlas es un buen plan alternativo para hacer en Nueva York.

Visitar una iglesia con ascensor

El barrio Morningside Heights, ubicado al norte de Manhattan, es el hogar de Riverside Church una de las iglesias más majestuosas de Nueva York, que pocos turistas conocen y que te sorprenderá por si imponente fachada. Quien financió esta impactante iglesia fue John Davison Rockefeller Jr., quien deseaba tener una gran catedral de estilo parisino en Nueva York.

Riverside Church – Foto tomada de nypost.com

Este templo de estilo neogótico tiene una gran cantidad de detalles fascinantes, para empezar, Riverside Church tiene un campanario de 21 pisos de altura con 74 campanas, siendo así el más alto de América. Además, dentro de la iglesia hay un órgano de 22.000 tubos, uno de los más grandes del mundo y tal vez la curiosidad más excéntrica de esta iglesia es que posee un ascensor para llegar a la cúspide del templo, aunque si eres de los que prefieren las escaleras puedes llegar hasta la cima subiendo sus 140 escalones.

Así que, si te estás preguntando qué ver en Nueva York, pues esta iglesia es uno de esos atractivos turísticos que debes conocer.

Te puede interesar: Que ver en Nueva York en un día

Viaja en el tiempo visitando la taberna McSorley’s Old Ale House

Inaugurada en 1854, esta taberna irlandesa es la más antigua de la ciudad de Nueva York. Por sus puertas han pasado diversas celebridades, entre ellas Abe Lincoln, John Lennon y fue uno de los últimos bares en donde solo era permitida la entrada a los hombres, situación que cambió en 1970, año en el que se le permitió el acceso a las mujeres.

Taberna McSorley’s Old Ale House – Foto tomada de miviaje.com

McSorley’s conserva su ambiente de taberna antigua, tanto así que en su suelo todavía se echan virutas de madera para absorber la humedad, actividad que se hacía en tiempos pasados. Usualmente muchos turistas pasan por alto este grandioso lugar, algo que no debería suceder ya que si estás en busca de una tarde de juerga en Nueva York esta taberna es el lugar ideal para hacerlo.

El plan en McSorley’s es sentarse en una de sus mesas, pedir una cerveza rubia o negra, hablar, cantar, reír y brindar al mejor estilo irlandés. La taberna está ubicada en 15 E 7th St. en el barrio conocido como “Little Ukranie” de Manhattan.

Pasear por Lower East Side

En el barrio Lower East Side se respira el aire de la contracultura, esta zona de la ciudad es el hogar del desaparecido bar CBGB y cuna del Punk, en este barrio están las librerías independientes más fascinantes de la ciudad y sin duda es un sitio turístico de Nueva York que debes recorrer, incluso hasta perderte allí, pues es una de las zonas culturales más maravillosas de la Gran Manzana.

Lower East Side – Foto tomada de alumni.cornell.edu

El trazado urbano de Lower East Side es una invitación a caminar sus calles sin rumbo fijo, a dejarte sorprender con lo que vayas encontrando, es un lugar mágico que aún hoy conserva la particularidad de la Nueva York de décadas anteriores.

Además, en esta zona de la ciudad están ubicadas algunas de las mejores tiendas de moda y los excepcionales locales de discos vintage, tiendas en donde encontrarás reliquias musicales que cambiaron generaciones enteras. Un barrio que sin duda merece ser visitado en tu excursión a Nueva York.